En Español

Sigamos hablando de la raza

Sonia Sotomayor ya lo había anticipado: “La raza importa”.

Y es que no pasó ni una semana desde que la jueza pronunció esas palabras desde el podio de la Corte Suprema —en un caso que puso en tela de juicio el futuro del uso de criterios raciales en el proceso de admisión universitaria—, que por todas partes se nos recordó, una y otra vez, que sí, la raza importa.

Por un lado estuvo Cliven Bundy, el ranchero de Nevada que se negó a acatar una orden judicial que le exigía pagar por el uso de ciertos terrenos federales. Su desobediencia y oposición al gobierno lo transformaron en una especie de celebridad local, pero su fama duró poco cuando su racismo quedó al descubierto: en desafortunadas declaraciones a la prensa, el hombre dijo que “al negro” le iba mucho mejor cuando era esclavo.

La raza todavía importa.

Por otro lado está Donald Sterling, el dueño de los Clippers, el equipo de básquetbol, cuyo racismo también quedó al descubierto al darse a conocer unas grabaciones en las que se refirió a minorías raciales en términos despectivos. (Años antes, Sterling ya había sido demandado tanto por civiles como por el gobierno por discriminación racial.)

Sí, la raza aún importa.

Y el mismo día que la NBA decidió expulsar a Sterling de la liga por sus dichos, en Wisconsin un tribunal federal declaró inconstitucional una ley que, según el juez, hacía más difícil que votantes afroamericanos y latinos ejercieran su derecho a voto. El juez Lynn Adelman lo dijo con todas sus letras: “La razón por la que negros y latinos son más desproporcionadamente propensos a vivir en pobreza . . . se debe a que han sufrido, y continúan sufriendo, los efectos de la discriminación”.

No debiesen quedar dudas. La raza sí importa.

Pero la mayoría de la Corte Suprema parece estar en desacuerdo. Según el presidente del máximo tribunal, John Roberts, hablar de racismo es perpetuar el racismo. En otras palabras, darle trato preferencial a estudiantes que históricamente han sido marginados, es, en sí, otra forma de discriminación.

Para Roberts y varios de sus colegas —y, sin dudas, un grupo no menor de estadounidenses—, seguir enfatizando la raza es el problema, no la solución. La Constitución es “ciega” a la raza, dicen. No hay que seguir hablando de ella. Le hace mal al país. Revive heridas del pasado. Cambiemos de tema.

Es una postura muy irónica —“ajena a la realidad”, diría Sotomayor—, puesto que el máximo tribunal, bajo el liderazgo de Roberts, ha sido uno de los más hostiles hacia los logros que han sido posibles desde Brown v. Board of Education, el histórico fallo que terminó con la segregación racial en la educación pública.

Con Roberts a la cabeza, la Corte ha ido marcha atrás: ha invalidado planes de desegregación escolar; ha anulado estatutos federales que protegen el derecho a voto de minorías; ha limitado la forma en que se puede presentar una demanda colectiva por discriminación laboral; ha reducido el impacto de la acción afirmativa; y ha permitido que estados le nieguen seguro médico a millones de sus ciudadanos, la mayoría de ellos pobres. Y cómo olvidar: le ha otorgado más poder electoral a corporaciones y grupos de interés.

Es a raíz de estos retrocesos que la raza aún importa y hay que seguir hablando ella. Enfatizándola. Debatiéndola. Siendo sensatos con ella. Con la mano en el corazón. O como dijo Sotomayor, hay que “hablar abierta y francamente sobre el tema de la raza, y aplicar la Constitución con ojos abiertos a los lamentables efectos causados por siglos de discriminación racial”.

Negarlo es tapar el sol con un dedo. Hoy, más que nunca, hay que seguir hablando del tema.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s