En Español

Justicia divina

El fallo era el más esperado del año, y finalmente se dictó.

El lunes, la Corte Suprema de Estados Unidos hizo algo que jamás había hecho antes: declaró que las empresas —entes legales ficticios— pueden tener creencias religiosas. Tal como usted y como yo.

Claro, las empresas no asisten a la iglesia ni rezan el Padrenuestro. Pero la ley ahora las considera “creyentes”. El máximo tribunal les ha dado el visto bueno para negarse a cumplir leyes que van en contra de sus convicciones.

En este caso, el creyente es Hobby Lobby, una corporación cerrada —es decir, que no se transa en la bolsa— opuesta a cumplir con una ley federal que le exige proveer seguro médico anticonceptivo a sus empleadas. Los dueños de Hobby Lobby sintieron que su religión estaba siendo amenazada, por lo que demandaron al gobierno para no cumplir con la ley.

Cual juicio divino, la Corte Suprema le dio la razón a Hobby Lobby.

Pero el fallo es problemático porque se presta para un sinnúmero de demandas a futuro. ¿Qué tal si una compañía se opone a que mujeres ocupen puestos de importancia, en base la creencia de que las mujeres deben ser “sumisas” a los hombres? ¿Se negarán a cumplir leyes que combaten la discriminación de género? ¿Y qué de las leyes que prohíben la denegación de servicios a matrimonios gays? ¿Podrá un hotel de dueños cristianos negarse a hospedarlos porque se oponen al matrimonio entre parejas del mismo sexo?

El autor del fallo, el juez Samuel A. Alito Jr., no dijo nada al respecto, lo que significa que es posible que las demandas continúen.

El juez sí fue cauto al limitar el alcance del fallo a compañías “privadas” como Hobby Lobby. Pero no porque sean privadas significa que son pequeñas. De por sí, Hobby Lobby emplea a más de 13.000 personas. La empresa de computadoras Dell también es cerrada y tiene más de 110 mil empleados e ingresos de 57 mil millones de dólares. También lo son empresas como Mars, Toys ‘R’ Us, Hilton y Bloomberg. ¿Fue a ellos quienes los fundadores de la República tenían en mente al constitucionalizar la libertad religiosa?

Lo más irónico del fallo del lunes es como trivializa la fe de aquellos que de verdad piensan que sus creencias son algo sagrado y personal, en vez de una bandera ideológica que se saca cada vez que un Estado laico aprueba leyes para el bien común.

Jesús mismo una vez dijo, “Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios”. Jamás se hubiese imaginado a sus seguidores demandando al imperio.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s